Recomendaciones del Dr. García-Fajardo

1. Mantener una postura erguida, relajada y fisiológica (los hombros relajados y rectos y la cabeza nunca hacia delante). No levantar grandes pesos.

2. Mantener la mandíbula relajada de tal forma que los dientes queden separados con la punta de la lengua entre ellos y los labios juntos .

3. Esta postura se mantendrá todo el día excepto para la masticación, que será con alimentos blandos y con bocados pequeños para no forzar. Tampoco comer bocadillos, pipas, chicles ó cualquier alimento que obligue a la mandíbula a ir hacia adelante ó hacia los lados. Masticar en el lado donde se perciba más dolor o bien a ambos lados.

4. Evitar los movimientos parafuncionales como morderse las uñas ó chupar objetos, así como cualquier posición de la mandíbula que no sea la descrita en el párrafo anterior. Y, POR ENCIMA DE TODO, NO APRETAR LOS DIENTES. Tratar de evitar bostezos, gritos ó grandes aperturas bucales.

5. Asimismo el paciente deberá aprender a relajar voluntariamente los músculos implicados ( psicólogos) y en otras ocasiones realizar ejercicios específicos (fisioterapeuta), ya que ello fomenta el flujo sanguíneo a los tejidos y se eliminan los productos de degradación que provocan el dolor.

6. Dormir lo mejor posible, en una postura que no fuerce la mandíbula y entre 7 y 8 horas seguidas. Una buena calidad del sueño es muy importante para el control del dolor orofacial. No apoyar en una  almohada dura los lados de la cara.

1. Prohibido fumar

2. Procurar no enjuagarse demasiado en las primeras horas. Se puede refrescar un poco con agua fría. No pasa nada por tragar la saliva teñida con un poco de sangre. Importante no hacer succión para tragar. En caso de sangrado espontáneo, unas horas después de la intervención, de debe presionar la zona con una venda o gasa hasta que cese el sangrado. Generalmente, se trata de un punto minúsculo de sangre sin importancia que remite con esa presión ligera con la gasa.

4. No tumbarse en posición totalmente horizontal las primeras 24 horas. La cabeza conviene que se sitúe en una altura superior a la posición del corazón.

5. Intentar no comer el día de la cirugía o, al menos, comer cosas frías lo más tarde posible y fundamentalmente líquidas. No tomar café ni bebidas alcohólicas. Es importante, también, evitar tomar derivados lácteos los primeros días.

6. Después de cada comida, hay que cepillar encima de los puntos de sutura, de manera suave y delicada, con un cepillo  POSTQUIRÚRGICO durante 1 minuto. Esto deberá hacerlo mientras tenga los puntos de sutura  . Hay que recordar que cuanto más limpio esté todo, antes cicatrizará y menos molestará.

7. Una vez que se haya frotado la herida con el cepillo postquirúrgico para estimular el flujo sanguíneo y para higienizar la zona, se harán unos enjuagues con CLORHEXIDINA. Posteriormente al enjuague, se puede dejar una fina capa de gel de clorhexidina encima de la herida. Una vez hecho esto, ya no se puede volver a comer ni beber, al menos,  hasta pasadas 2 horas. Estos cuidados deberá hacerlos durante durante el tiempo que tenga los puntos de sutura.

8. El resto de la dentadura se cepillará con un cepillo normal como es de costumbre. El cepillo postquirúrgico SOLO es para la zona quirúrgica.

9. Se debe tomar analgésicos, sólo, si son necesarios:

– 1 cada 8 horas en caso del Ibuprofeno o el Enantyum y 2-3 días como máximo.

– y en caso de mayor dolor o mayor inflamación se tomará el Zamene y 2 al día durante 2-3 días como máximo. Lo importante es tomar siempre la mínima dosis necesaria.

– Es recomendable durante las primeras 6 horas aplicar frío local con un paño. Pero de manera INTERMITENTE cada 5-10 minutos. Se va alternando la aplicación de frío y su retirada para no congelar la zona.

10. Los puntos de sutura se quitan a los 8-10 días.

Cualquier duda ó problema, estamos en el (981) 211 000

Es normal, en los primeros días después del tratamiento, que…

* La encía se retraiga un poco y el diente quede más expuesto, así como que aparecerán más huecos entre los dientes debido a que la encía que antes estaba inflamada ahora se va curando y se va adelgazando. Esto no sólo es lo deseable sino que va a facilitar la higiene ya que entre los dientes es cierto que quedarán más restos de alimentos pero también será mas fácil su limpieza con los cepillos interdentales que antes no cabían y toda la boca estará ahora mas limpia y sana.

* También es normal que los dientes estén más sensibles, sobretodo al frío ó al contacto con el cepillo dental si éste no es suave. Los dientes es normal que estén más sensibles porque la encía se ha retraído y queda el diente más descubierto.

* Durante los primeros días es también normal que haya cierto dolor al contacto gingival, ya que las encías están recién tratadas y necesitan un tiempo para cicatrizar. Es imprescindible  extremar los cuidados higiénicos en los días siguientes al tratamiento, ya que la encía está cicatrizando y los espacios están aún abiertos, con lo cual el riesgo de infección es mayor que antes. Aunque moleste un poco, hay que frotar suavemente, con un cepillo ultrasuave o postquirúrgico, toda la encía después de las comidas.

* Los 4-5 primeros días después del tratamiento se debe emplear un dentífrico a base de clorhexidina y si existe sensibilidad se puede compaginar con enjuagues desensibilizantes. * Una vez que transcurran 3 semanas después del raspaje y curetaje de cada cuadrante, se puede utilizar un dentífrico y enjuague desensibilizante y se abandona la clorhexidina.

* Totalmente prohibido fumar.

Una encía sana:
* No sangra
* No es brillante
* No está hinchada
* No duele

Y recuerda que: …de nada sirve el raspaje y todos los cuidados que en la clínica se hagan, si el paciente no se cepilla correctamente y después de cada comida sin excepción.

EL CEPILLADO DEBE SER PROFUNDO Y DURANTE 5-7 MINUTOS , MÍNIMO.

EFECTO DEL TABACO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO PERIODONTAL

 
S. Grosi, J. Zambon, E. Machte¡, R. Schifferle, S. Andreana, R. Genco, D. Cummins, G. Harrap *Journal of the American Dental | Assocíatíon 1997;128:599 607 | Archivos de HIGIENE DENTAL

 

En este estudio se tomaron tres grupos de pacientes periodontales: fumadores, no fumadores y ex fumadores y se llevó a cabo el mismo tratamiento periodontal en todos ellos: instrucción en higiene oral, desbridamiento supragingival en una sesión y a continuación de cuatro a seis sesiones de raspaje con curetas y ultrasonidos.

Se identificaron el tipo de bacterias de las bolsas antes y después de¡ tratamiento. Los resultados del estudio demostraron que en los fumadores la curación de las lesiones periodontales fué peor que en los no fumadores y en los ex fumadores y que en aquellos existían más bacterias subgingivales patógenas para el periodonto que en estos dos últimos grupos de individuos.

Como lo único que diferenciaba a los pacientes de este estudio tenía que ver con el hecho de que fuesen o no fumadores, se deduce que las diferencias observadas entre ellos al concluir el tratamiento se debían a la presencia o ausencia del hábito de fumar.

Los autores observaron que en los fumadores la curación era peor sobre todo en bolsas profundas, mayores de 5 mm. independientemente de la cantidad de placa supragingival. De hecho, había más destrucción periodontal en aquellos pacientes más fumadores.

Este estudio muestra también que dejar de fumar poco antes del tratamiento periodontal mejora mucho la calidad de la curación periodontal, lo cual tiene una importancia evidente desde el punto de vista práctico.

Los autores comentan el hecho de que en los fumadores las bacterias periodontales aparecen con más facilidad y en mayor número que en los no fumadores o ex fumadores.

 En los fumadores hay más microbios y se eliminan peor y por otra parte los tejidos  son de peor calidad y los mecanismos de defensa  están alterados,

Los autores mencionan el hecho de que, en realidad, en los fumadores las heridas, accidentales o quirúrgicas curan peor que en los pacientes no fumadores, por ejemplo en operaciones de cirugía plástica o de cirugia cardiaca, porque los productos del tabaco son tóxicos para las células e inhiben una buena curación de las heridas, disminuyendo también la circulación de la sangre y aumentando la vasoconstricción. Por eso, a igualdad de inflamación gingival, la encía de los fumadores sangra menos que la de los no fumadores, dando a aquellos una falsa sensación de seguridad. En otros lugares de la boca todos estos fenómenos son especialmente evidentes, pues la nicotina y sus derivados aparecen en las raices dentarias, saliva

En resúmen, el hábito de fumar es muy perjudicial para los te jidos periodontales y hace que la respuesta de estos_ teidos al tratamiento sea peor que en los no fumadores. La buena noticia es que los ex fumadores, aunque lo sean recientemente, responden al tratamiento periodontal tan efectivamente como aquellas personas que nunca han fumado.

*La causa más habitual en el origen del dolor y los trastornos temporomandibulares es la confluencia de:

1- la OCLUSION y

2- el BRUXISMO.

Es decir, el contacto anómalo de los dientes y el apretamiento entre ellos.

En estos casos el paciente debe realizar un tratamiento muy sencillo en la clínica. Un ligero pulido de las cúspides interferentes , logra que los dientes  engranen y contacten de manera correcta.

Sólo este sencillo tratamiento consigue que la mayor parte de los pacientes experimenten un enorme alivio y  de manera permanente.

Los casos más refractarios será necesario la confección de una férula oclusal.

* Mientras tanto, se debe reducir el uso de la mandíbula sin forzarla en exceso. No masticar chicle e iniciar una dieta blanda. Procurar no hacer movimientos en la mandíbula que no sean los normales (abrir y cerrar suavemente sin hacer movimientos laterales).

* En pacientes con dolor crónico de larga duración, se puede aplicar sesiones de calor húmedo sumergiendo una toalla en agua hirviendo removida y exprimida y aplicada en la cara a una temperatura soportable. Cada aplicación deberá ser repetida varias veces por un espacio no inferior a 20 minutos y sin dejar que se enfríe la toalla. Las aplicaciones deberán ser realizadas 3 ó más veces por día. El paciente deberá resguardarse de las temperaturas externas después de cada aplicación.

Si el dolor es de aparición brusca, DOLOR AGUDO,  se puede aplicar hielo en la zona.

* Sesiones de ultrasonidos en el fisioterapeuta. (2 ó 3 por semana durante dos semanas).

* Uso de una férula de relajación muscular durante la noche, siempre y cuando el paciente note una mejoría con su utilización al levantarse por la mañana. En caso contrario deberá comunicarlo en la consulta..

 

FISIOTERAPIA EN EL BLOQUEO ARTICULAR

    Si el disco articular se ha  luxado ha perdido la capacidad de recapturarse, los ejercicios de rehabilitación consisten en lograr, de manera progresiva, un mayor grado de apertura bucal .

  Estos ejercicios deberán realizarse durante 5-8  minutos y varias veces al día, 4,5 ó 6 veces.

img032

 

 

 

 

 

 

 

 

 

img030

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

img031

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTROL  DEL   STRESS COMO FACTOR DE DOLOR OROFACIAL

<<CAUSAS PRINCIPALES QUE DERIVAN EN HIPERSENSIBILIDAD DENTINARIA>>

      La causa primaria más habitual es la retracción gingival y la abrasión del esmalte de origen microtraumático.  

     Y esto es debido a una técnica de cepillado inadecuada.

  1.      Existe  la falsa creencia de que la utilización de un cepillo duro mejora la higiene.

  2.       La higiene debe ser  profunda y con un cepillo  suave o  sensible.  Esto evitará un efecto traumático sobre el esmalte y la encía.

       Mención especial requieren los CEPILLOS ELECTRICOSLa razón:  si los filamentos del cepillo son suaves, se producirá, al girar, un efecto de deformación del cepillo provocado por la fuerza centrífuga.  Para evitar esa deformación, las casas comerciales utilizan una textura muy dura que, al final, produce esa abrasión del esmalte y esa retracción de la encía.

    Por lo tanto,  el cepillado será:

  • No Eléctrico,

  • Con cepillos suaves

  • Con profundidad y entre los espacios interdentales

  • De manera vertical, desde la encía hacia el diente. Es decir, hacia abajo en maxilar superior, y hacia arriba en mandíbula.

  • (Ver apartado de “Cepillado Dental”, en esta misma sección)

 FACTORES  QUE AUMENTAN LA HIPERSENSIBILIDAD

1- Alimentos con un pH ácido. Es el factor etiológico más importante, y la razón de que haya días con mayor o menor sensibilidad, en función de la acidez de los alimentos que sensibilizan especialmente el diente predispuesto (cítricos, fundamentalmente y frutas en general)

OTROS FACTORES

 2- Enfermedad periodontal. Habitualmente, la enfermedad periodontal conlleva una pérdida ósea que se acompaña de retracción gingival y puede desencadenar, entonces, una denudación radicular con sintomatología dolorosa por hipersensibilidad.

    De manera especial ocurre después del tratamiento periodontal, ya sea quirúrgico o con raspaje y curetaje. (ver apartado de tratamiento periodontal)

5. Atricción y abrasión por Bruxismo, donde las superficies dentales se desgastan al apretar y rozar con fuerza los dientes sin mediar la masticación.

6. Desórdenes alimenticios como bulimia, anorexia nerviosa o vómitos nerviosos, que provocan el contacto del esmalte con un medio hiperácido como es el contenido gástrico regurgitado. Esta hiperacidez desencadena la pérdida de sustancia dental por desmineralización y decalcificación del esmalte. Se debe prestar especial atención a evitar el cepillado dental inmediatamente posterior al vómito.

7. Alcoholismo, bebidas deportivas ó ácidos dietéticos, así como cierto tipo de medicamentos efervescentes ácidos, que también alteran el equilibrio del esmalte. Otra vez es importante recordar que, en estas situaciones, el efecto mecánico del cepillado multiplica sus efectos erosivos.

8. Partículas del ambiente  industrial o el agua  piscinas por efecto del cloro. Otra vez es importante recordar que, en estas últimas situaciones, el efecto mecánico del cepillado multiplica sus efectos erosivos.

9. Trastornos en el flujo salivar que puedan disminuir la cantidad de saliva, ya que esta neutraliza los ácidos y protege la superficie esmaltada de la desmineralización proporcionando calcio y fosfatos necesarios para la remineralización.

10. Uso de geles blanqueadores que desencadenan cambios en la mineralización del esmalte.

11. Tratamientos de ortodoncia que alteran el espacio biológico y las fibras transeptales del diente.

RESUMEN TRATAMIENTO GENERAL  EN HIPERSENSIBILIDAD DENTINARIA

  1. Evitar los alimentos muy ácidos, (en especial las frutas poco maduras ó las bebidas con un Ph ácido) ó bien tomarlas en zumos o evitando su contacto con los dientes.

  2. Uso de cepillos suaves (no sirven los de tipo medio)

  3. Cepillado suave y siempre en dirección hacia el diente desde la encía. Es decir, en maxilar superior sólo hacia abajo y en mandíbula sólo hacia arriba.

  4. Utilización de dentífricos desensibilizantes y las primeras semanas de colutorios o geles desensibilizantes.

  •    El  error más habitual en el cepillado dental es pensar, precisamente, que vamos a cepillar los dientes. No.

  •    Vamos a cepillar los dientes y las encías y la lengua.

  •    En una clínica dental se ven más problemas relacionados con el cuidado inadecuado de las encías que de los dientes.

  •   Hay que utilizar un cepillo suave, porque limpia mejor y no daña la encía ni el esmalte dental. 

  • PROHIBIDO LOS CEPILLOS ELÉCTRICOS . (ES IMPORTANTE VER EL APARTADO DE “HIPERSENSIBILIDAD DENTAL” Y SU RELACIÓN CON EL CEPILLADO TRAUMÁTICO, EN ESTA MISMA SECCIÓN)

  •  Sustituir el cepillo dental cada 10-15 días, como máximo. Un cepillo gastado es más agresivo  y no limpia la superficie dental y gingival.

  • En caso de que un cepillo dental permanezca en buen estado después de dos semanas es porque no tiene la textura correcta, ni se ha utilizado  el tiempo correcto ni de la forma correcta.

  •  La dirección correcta del cepillado debe ir desde la encía hasta el diente, de tal manera que en maxilar superior el cepillo irá siempre hacia abajo y en la mandíbula hacia arriba. De esta manera

  • NO SE DAÑA LA ENCÍA

  • NO SE DAÑA EL ESMALTE

  • SE   MASAJEA   LA   ENCÍA

  • EL CEPILLADO ES MÁS EFICIENTE Y  PUEDE ENTRAR ENTRE LOS ESPACIOS INTERPROXIMALES DE LOS DIENTES

  • Se debe cepillar cada pieza dental de manera individual. Es decir, de manera consciente y sucesiva, se empieza por la última muela de arriba a la derecha y se termina por la última muela de abajo a la izquierda y cepillando cada pieza por todas sus caras.

  • Una vez cepillados los dientes y la encía y la lengua, se deberá pasar un hilo dental en aquellos espacios interdentales que sea necesario. En aquellos espacios interdentales que sean más grandes, se deberán utilizar los cepillos interdentales de diferente tamaño en función del espacio

  • Es muy recomendable que al finalizar el cepillado se proyecte agua a presión con un irrigador dental  que venden en  farmacias o tiendas de electrodomésticos.

  • El cepillado correcto debe hacerse después de cada comida y es imposible realizarlo en menos de 8 minutos.

  • Y por último, y de manera irrenunciable, se debe cepillar la lengua hasta la zona más posterior que sea posible. Es imprescindible concienciarse de que la lengua es portadora de la mayor parte de los gérmenes de la cavidad oral y fuente de malos olores y de  infecciones.

CONSEJOS PRÁCTICOS EN CASOS DE HALITOSIS

Existen multitud de causas que desencadenan halitosis o mal aliento. Algunas son evitables y otras lo son menos. Vamos a enumerar algunas de ellas:

  1. portadores de prótesis mal higienizadas
  2. saliva estancada
  3. tabaco
  4. ingesta de algunos alimentos
  5. hambre
  6. menstruación
  7. estomatitis
  8. caries
  9. enfermedad periodontal
  10. enfermedades otorrinolaringológicas
  11. enfermedades broncopulmonares
  12. enfermedades gastrointestinales
  13. eliminación de fármacos
  14. xerostomia o boca seca
  15. higiene deficiente
Sin embargo, la causa más frecuente es ésta última, la higiene deficiente, que supone más del 80% de las situaciones de halitosis pertinaz. Por lo tanto, si extremamos los cuidados higiénicos enumerados al principio de este apartado, tendremos ya más del 80% de probabilidades de solventar el problema.

Como ya hemos mencionado anteriormente, el raspado lingual con cada cepillado, y especialmente por la noche, es de vital importancia para mitigar los casos de halitosis. 

Así pues, antes de entrar en tratamientos más complejos, lo primero es:

  1. MAXIMA HIGIENE DENTAL, según las instrucciones explicadas anteriormente.

  2. CEPILLADO O RASPADO LINGUAL, hasta dejar la lengua sin placa bacteriana. Es muy eficaz mojar el cepillo dental con clorhexidina y frotar y masajear la lengua hasta formar una espuma homogénea. No se deberá enjuagar la boca con agua después del masaje lingual con la clorhexidina. Sólo se podrá beber, comer o enjuagarse después de una o dos horas.

Una vez transcurrida una semana de riguroso seguimiento de las normas mencionadas, si persiste la sensación de halitosis deberá acudir a un odontólogo o médico especialista para determinar ulteriores causas del problema. El odontólogo, antes de realizar ningún tratamiento,lo primero que le pedirá será  cumplir los dos puntos antes mencionados,(correcto cepillado dental y masaje lingual con clorhexidina).

 

 

  EXPLICACION DE LA APARICION DE LA HALITOSIS

 

En la cavidad bucal, existen unas proteínas que en unión con las bacterias producen unos aminoácidos sulfurados cuyo catabolismo anaerobio produce los temibles compuestos volátiles sulfurados. las bacterias que desencadenan estos compuestos se encuentran en la lengua, la saliva, la placa dental y las bolsas periodontales. Estas reacciones se ven favorecidas en medios alcalinos como los que aparecen con el ayuno o una reducción de la concentración de oxígeno. La reducción de oxígeno se ve también favorecida por el crecimiento bacteriano. El tabaco y el alcohol agravan el proceso.

 

REMEDIOS COMPLEMENTARIOS A LA HIGIENE BUCAL

 

  1. Tratamiento odontológico integral. No puede haber caries ni enfermedades periodontales ni de otro tipo.
  2. Reducción entre los intervalos de comidas para evitar períodos prolongados de ayuno.
  3. Evitar la ingesta de alimentos que produzcan mal olor
  4. Consumo de agua entre comidas. Sin sobrepasar los límites razonables.
  5. Evitar tabaco y alcohol
COADYUDANTES EN EL TRATAMIENTO DE LA HALITOSIS:

 

  1. Enjuague con colutorio específico llamado HALITA, y de venta en farmacias. Prohibido colutorios con alcohol como LISTERINE. Son absolutamente dañinos y perjuciciales. Se debe realizar enjuagues con el Halita, después del cepillado profundo de dientes y lengua. Otro enjuague que también puede ser eficaz es el CB12 de venta, también, en farmacias.

  2. AIR-LIFT: Cápsulas de aceite de venta en farmacias. Son unas cápsulas que se tragan y son sorprendentemente eficaces en el control momentáneo de episodios de halitósis, ya que contrarrestan los efectos de los compuestos sulforados. No ingerir más de 6-8 al día.

     Los colutorios a base de clorhexidina son muy efectivos pero tienen  el problema de que su uso CONTINUADO produce pigmentación del esmalte. Por lo que se recomienda su uso ocasional.

TRATAMIENTO PROFILÁCTICO

  • No fumar, durante la semana previa a la intervención.

  • Se deberá tomar los antibióticos indicados y prescritos en una receta de la Clínica, empezando un día antes de la intervención.

  • Dos días antes el paciente debe tomar acetilcisteina 200mg, 1 cada 8 horas, empezar dos días antes

  • Dos o tres Inhalaciones de vapor de agua un día antes de la intervención.

  • Cualquier síntoma o signo  de congestión nasal o sinusitis, así como algún tipo de patología sinusal o catarral, deberá demorarse la cirugía de elevación sinusal.

        PRECAUCIONES POST-OPERATORIAS

  1. Prohibido fumar. Los senos maxilares están intimamente relacionados con la cavidad oral y los tóxicos del tabaco influyen en la cicatrización.
  2. Evitar estornudar. En caso de ser inevitable, se deberá estornudar sin obstruir la salida del aire, abriendo bien la boca y permitiendo que la resistencia sea mínima
  3. Evitar sonarse de manera vigorosa o tapando los conductos nasales que provoquen un aumento de la presión en los senos maxilares.
  4. No levantar cargas pesadas ni realizar esfuerzos que desencadenen un aumento de la presión sinusal. · No agachar la cabeza ni inclinarla hacia delante de manera brusca
  5. No practicar footing ni deportes que transmitan vibraciones y golpeteos a la cabeza los primeros días.
  6. No bucear por debajo de dos metros

Todas estas normas básicas de cuidados postquirúrgicos se deberán mantener durante las primeras semanas de manera rigurosa. A partir del tercer mes se pueden suavizar estas conductas y movimientos de manera paulatina.

           La Clínica Fajardo, siguiendo los protocolos y nuevas directrices de la OMS, establece unas pautas de profilaxis local con antisépticos orales, evitando el abuso de antibióticos.

           Para ello, los pacientes que van a someterse a procedimientos quirúrgicos deben extremar los cuidados higiénicos desde dos días antes de la cirugía. La profilaxis antimicrobiana local, bien hecha, es mucho más efectiva que el uso de antibióticos, además de reducir el riesgo de resistencias bacterianas.

                                MATERIAL:

  • Cepillo nuevo, suave o ultra-suave. No usar cepillos eléctricos.

  • Dentífrico a base de clorhexidina

  • Colutorio a base de clorhexidina al 0,2%

  • Hilo dental

  • Irrigador, (si procede)

                               MÉTODO:

  1. Después de cada comida, cepillar los dientes y las encías con el dentífrico de clorhexidina durante 5-6 minutos. Muy importante, masajear la encía varias veces.

  2. Pasar el hilo dental por todos los espacios interdentales

  3. Cepillar la lengua durante medio minuto con el cepillo empapado con el colutorio de clorhexidina hasta formar espuma.

  4. Y para terminar, enjuague con el colutorio durante medio minuto. No enjuagar con agua después, ni comer, hasta pasadas unas dos horas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Menú Principal